10 agosto 2020
uñas esculpidas

Uñas Esculpidas de Acrílico, Gel y Porcelana

Las uñas esculpidas son una tendencia en manicura que se emplea desde la década del 70, momento en el que cobraron gran popularidad.

Básicamente estas uñas se elaboran mediante acrílico o gel para poder modelar la uña natural, modificar su forma y extender su longitud.

Uñas esculpidas
Uñas esculpidas. Foto tomada de Freepik bajo licencia CCO

Tipos de uñas esculpidas

Uñas esculpidas de Acrílico

Se elaboran mediante la combinación de un líquido especial y un polímero en polvo. Su secado es al aire y queda duro como un plástico.

Estas uñas se esculpen en el momento de colocadas y se las adhiere a las uñas naturales mediante tips de ABS.

Por lo general se colocan para extender la longitud o agregar otro color al borde de la uña natural.

Son resistentes y fáciles de arreglar en caso de roturas, resultan ms económicas que las de gel y presentan un acabado mate.

Lo desfavorable de la técnica es que los compuestos empleados tienen algo de toxicidad por lo que se recomienda su aplicación en ambientes con buena ventilación. Su apariencia no están natural y siempre deben ser colocadas por una persona capacitada para evitar infecciones en la uña.

Uñas esculpidas de Gel

Este estilo es muy solicitado debido a su apariencia, extremo brillo, flexibilidad y durabilidad.

Al ser colocadas se tornan transparentes como la uña natural, por lo que a simple vista es muy fácil confundirlas.

Para su creación la se preparan las manos adecuadamente y se aplica una base en gel como si fuera un esmaltado común. El secado se realiza mediante una lámpara Led entre capa y capa de producto.

Son muy duraderas, entre 15 a 20 días, no se rompen ni descaman. La desventaja es su costo que por razones obvias, es elevado.

Otro punto a destacar es la exposición de la piel de las manos a la radiación UV, su uso indebido puede traer complicaciones.

uñas esculpidas
uñas esculpidas. Foto tomada de freepik bajo licencia CCO

Uñas esculpidas de Porcelana

Son las primeras uñas postizas que se emplearon en la manicura, se fabrican a partir de un preparado con fibra de vidrio y se aplican con moldes o tips colocados al borde de la uña natural.

Son frágiles y requieren de mucho cuidado. Con el paso del tiempo es necesario rellenar el hueco que se produce por el crecimiento natural de la uña

En la actualidad hay versiones elaboradas con una combinación de gel y acrílico que se secan con lámpara UV.

La principal contra que tienen las uñas de porcelana es que si se llegasen a romper pueden lesionar la uña natural que está debajo.

Con cuidados adecuados duran aproximadamente unos 6 meses y requieren de un rellenado cada 15 días. Son costosas pero su apariencia es delicada y natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *