10 agosto 2020
uñas

Esmaltes en Polvo, Uñas Profesionales Hechas en Casa

Tener las uñas impecables, cuidadas y bien esmaltadas es muy importante para muchas mujeres, por ello recurren a los salones de manicura con asiduidad.

Pues bien, con el esmalte en polvo puede que ya no se necesite tanto de la manicura, ya que permite conseguir un esmaltado profesional en casa de forma por demás de sencilla.

El esmalte en polvo, también conocido como llamado dipping nails o inmersión de uñas fue furor en los EEUU y en México, y ahora arrasa en Europa. Esto se debe a que es mucho más rápido, práctico, y permite resultados profesionales sin necesidad de requerir de un experto.

Cabe destacar que no es un producto novedoso, se viene utilizando hace más de 15 años, pero ahora ha mejorado mucho su calidad y no es dañino para la uña. Los polvos que posee este esmalte son derivados del acrílico, pero más refinados y livianos que antes.

Los pigmentos del acrílico solos e adhieren a las uñas, no a la piel ni a las cutículas, algo realmente fabulosos porque hasta una mujer inexperta puede hacerse las manos sin pintarse los dedos, obteniendo un resultado perfecto.

Otra ventaja es que dura hasta 15 días sin perder coloración ni saltarse, cabe destacar que si lo cuidamos dura mucho más.

Esmalte en polvo paso a paso

Se realiza una manicura en seco, primero se liman las uñas, se cortan las cutículas si se quiere y se aplica el deshidratador para quitar cualquier resto de desechos o grasitud en la uña.

Se coloca una base y luego se sumergen los dedos en el polvo, posteriormente hay que retirar el excedente con un pincel o cepillo. La cantidad de capas depende del resultado que se quiera obtener.

Se coloca un activador que hace de endurecedor y fijador del esmalte y otorga el acabado liso y brillante. Para culminar con la manicura hay que aplicar el top coat sobre cada uña, lo que preserva el color y mantiene el esmalte en óptimas condiciones por más tiempo.

No requiere de luz UV, y para quitarlo hay que hacer lo mismo que con el semipermanente, primero limar la superficie para remover el top coat y luego utilizar un quitaesmalte a base de acetona envolviendo cada dedo en aluminio por unos 10 a 15 minutos.

Los esmaltes en polvo vienen en diversos tonos, con o sin brillo, también permiten el empleo del pincel para conseguir diversos efectos.

Los hay de diversas marcas, su costo es algo elevado pero tiene la ventaja de que se lo puede usar en casa y ofrece una extensa duración. Por ende, termina siendo más económico y practico que ir al salón de belleza a hacerse las uñas, sobre todo ahora que estamos en plena pandemia.

En internet hay muchos tutoriales que enseñan cómo utilizar este producto, de igual modo compartimos uno para que puedas ver la forma de aplicación y determines si es conveniente para ti.

Fuente: la nación

foto: Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *