29 noviembre 2020
celulitis

Celilutis, Tratamientos Estéticos para Combatirla

La celulitis es un problema frecuente para las mujeres y que por lo general se desarrolla en vientre, trocánteres, glúteos, muslos y cara interna de las rodillas.

Es una alteración independiente del peso corporal, por lo que una persona en su peso óptimo puede tranquilamente presentar celulitis.

Cuando hay celulitis indefectiblemente existe un problema circulatorio, mala oxigenación y un drenaje defectuoso de los tejidos como una inflamación de los tabiques fibrosos.

La celulitis aparece por variedad de factores, que van desde la predisposición genética, a las actividades diarias, mala circulación sanguínea, flacidez, hábitos alimenticios, sedentarismo, hormonas, etc.

Tratamientos estéticos para paliar la celulitis

Cabe destacar que para obtener resultados favorables el tratamiento debe contemplar aparatología, cambios de hábitos de vida, actividad física acorde y una alimentación saludable, de lo contrario cualquier esfuerzo será en vano.

Drenaje linfático para celulitis

El drenaje linfático manual es el complemento indispensable de cualquier tratamiento estético para combatir la celulitis, ya que ayuda a drenar líquidos acumulados, mejora la oxigenación de la zona y normaliza el drenaje de la linfa como de la sangre.

También se utiliza para complementar tratamientos de reducción corporal ya que facilita la eliminación de los ácidos grasos liberados al torrente sanguíneo después de cada sesión.

Mesoterapia para celulitis

Se basa en la inyección de dosis mínimas de compuestos médicos en el mesodermo, con la finalidad de eliminar los nódulos grasos de la celulitis.

Según el grado y tipo de celulitis que se deba tratar, se emplean distintas sustancias con efectos lipolíticos, drenantes, circulatorios o reafirmantes. Es un tratamiento ambulatorio que no genera mayores molestias más que la de los pinchazos.

VelaShape

Equipo de última generación que cuenta con cuatro tecnologías infrarrojos, radiofrecuencia, vacuum y masaje de rodillos.

Al momento de la aplicación estas tecnologías trabajan de manera conjunta y aumentan la temperatura de los tejidos, lo que calienta células grasas, tabiques fibrosos y fibras dérmicas subyacentes de colágeno.

La radiofrecuencia  junto con los infrarrojos y el vacuum hacen que el calor penetre mucho en el tejido, lo que facilita la circulación sanguínea y el drenado de la linfa. A su vez, acelera el metabolismo celular, la generación de colágeno y estimula la actividad de los fibroblastos.

El masaje con rodillos facilita la irrigación sanguínea en los tejidos de la zona tratada aumentando su nivel de oxigenación, y la ruptura de células adiposas.

Con el avance del tratamiento va mejorando la textura y estructura de la piel, se reduce la flacidez, la grasa localizada y se va modelando el contorno corporal.

Es importante tener en cuenta que mientras más rápido sea tratado el problema, mayores posibilidades de éxito en la eliminación o reducción de la celulitis, debido a que va agravándose conforme pasa el tiempo.

De todos modos, siempre hay que tener presente que la celulitis es un problema crónico, por lo que los cambios en hábitos de vida han de ser permanentes, y se requerirán sesiones de mantenimiento para preservar los resultados obtenidos.

Foto. Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *