14 julio 2020

Maquillaje para Piel Grasa, Trucos y Consejos

Cuando se trata de maquillar una piel que presenta alguna alteración, como es el caso de la piel grasa, surgen ciertas complicaciones que pueden dificultar el trabajo o la durabilidad del mismo.

En el maquillaje de la piel grasa hay premisas fundamentales:

  • Controlar la secreción sebácea.
  • Eliminar lo máximo posible el brillo típico de esta piel.
  • No engrasar más el cutis.
  • Que el maquillaje perdure lo máximo posible.
  • Emplear productos que no tapen los poros.

Para conseguir resultados óptimos es esencial emplear productos de alta calidad especialmente desarrollados para estos tipos de pieles, y a su vez preparar el cutis para el maquillaje. El tener la piel en perfectas condiciones es esencial para conseguir un maquillaje perdurable, esplendido y perfecto.

Maquillaje piel grasa
Maquillaje piel grasa. Foto tomada de Freepik bajo licencia CCO

Pasos para maquillar una piel grasa

Preparar la piel limpiándola y exfoliándola adecuadamente.

Limpieza

Primero se realiza una limpieza con un gel o espuma para pieles grasas, de este modo se quita sebo, desechos, células muertas, etc. es importante masajear lo justo y necesario, no demasiado porque el producto puede absorberse y no queremos eso.

Exfoliación

El paso siguiente es la exfoliación que puede ser con crema exfoliantes para rostro, cuello y escote, o bien con un equipo de punta de diamante. Lo que se realiza en esta etapa es la eliminación de las capas superficiales de la piel para que esta pueda oxigenarse mejor y revitalizarse.

Tonificación

El tónico ayuda a que el manto hidrilipídico de la piel se recupere, es importante no saltear este paso. Nunca ha de faltar un buen tónico o agua termal en el necesaire de maquillaje.

Hidratación

La piel grasa también requiere de hidratación. Muchos creen que al ser oleosa y estar siempre brillante no hace falta aplicarle crema alguna, y esto es un grave error.

Una piel grasa puede estar severamente deshidratada y esto aumenta la producción sebácea como un intento que realiza la piel para protegerse de las agresiones externas. Lo mismo sucede con la sobre exposición solar, el exceso de lavado, etc.

Las pieles grasas requieren de cremas o geles hidratantes específicos para aportar humedad y controlar la oleosidad. La consistencia de estos cosméticos es ligera, se absorben con facilidad y no dejan la piel brillosa, sino más bien con un acabado satinado o mate.

Primer

Un primer o pre base se emplea para normalizar el tono de la piel, controlar el sebo y por ende disminuir el brillo haciendo que el maquillaje dura más tiempo.

Vienen en variadas presentaciones, lo importante es que sea apropiado para pieles grasas o todo tipo de piel.

Base de maquillaje

Para las pieles grasas las bases tienen que ser ligeras, con buena adherencia y con acabado satinado o mate.

Según la edad y necesidades de la piel se pueden elegir en polvo, gel, mousse o liquida, pero siempre que sean oil free y no comedogénicas.

Para su aplicación es conveniente usar una esponja de maquillaje o brocha, de este modo se utiliza menos producto y se esparce mucho mejor que con los dedos. Además recordemos que si se aplica el maquillaje con la yema, se impregna el cutis de la grasa que desprende la piel de las manos.

Polvos fijadores

Grandes aliados de la piel grasa ayudan a  que el maquillaje dure más tiempo y eliminan el brillo que pueda aparecer durante el transcurso del día.

Solo basta con aplicar una pequeña cantidad de este producto sobre las zonas conflictivas para disimular la oleosidad de la piel.

Papeles secantes

Cuando la piel es muy grasa, los papeles secantes para el cutis son grandes aliados. Se aplican presionando suavemente la zona donde hay más grasitud sin arrastrar para no remover el maquillaje y solo absorber sebo.

Consejos útiles para piel grasa

La piel grasa requiere de cuidados específicos diarios, no solo a la hora de recibir un maquillaje, ya que con una buena rutina de cuidados es posible controlar la secreción sebácea y disminuirla lo máximo posible.

La limpieza diaria, dos veces al día, es fundamental. Siempre ha de realizarse con productos específicos para pieles grasas y no abusar de ellos, porque un exceso de limpieza puede empeorar el cuadro.

El uso de tónicos astringentes ayuda mucho en el control del sebo, además previenen la aparición de brotes acneicos. Algunos poseen en su formulación un pequeño porcentaje de ácido láctico, salicílico o glicólico que su vez mejoran la textura de la piel.

Las mascarillas astringentes también son muy útiles pero no conviene abusar de ellas, su empleo debe limitarse a una o dos veces a la semana como mucho y siempre respetando los tiempos de exposición.

La protección solar de la piel grasa es otro factor fundamental, si bien es más resistente que la seca, el sol también puede dañarla y aumentar la producción de sebo.

El protector tiene que ser formulado para piel oleosa, tener una textura ligera y acabado mate pero un buen FPS según el fototipo de piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *