15 agosto 2020
Avena

Avena: Propiedades Nutricionales y Receta de Crema de Avena

La avena es un alimento altamente nutritivo que se consume desde hace cientos de años. En la actualidad conocemos miles de recetas que la llevan e incluso como adicionarla a variedad de platos gracias a su extrema versatilidad.

También es de popular conocimiento las bondades que aporta este cereal para la piel y el cabello, usado tanto de forma casera como mediante productos cosméticos comerciales. En este artículo vamos a ver las propiedades de la avena para la salud y la belleza, y una receta de cómo preparar crema de avena.

La avena, un poco de historia

La avena comenzó a cultivarse en las regiones cercanas al mar Caspio y las llanuras del Cáucaso, y posteriormente, impulsada por los griegos y romanos, su consumo se propagó por toda Europa, e incluso llegó a África y Oriente.

Fueron los escoceses los que llevaron la avena a América, y la primera empresa que comenzó a comercializar la avena en copos fue la  The Quaker Mill en el año 1876, en Ohio, EEUU. Luego, con el paso del tiempo, la avena se popularizó en el mundo entero.

 Propiedades nutricionales de la avena

Es un cereal muy completo nutricionalmente, su consumo asegura vitaminas, minerales, proteínas y grasas saludables.

Proteínas: Una porción de avena aporta 13,8% de proteínas, siendo el cereal con mayor cantidad de este nutriente.se recomienda su consumo combinado con una legumbre para mejorar el valor biológico de las proteínas.

Carbohidratos: es muy rica en hidratos de carbono, un 60% por ración, y en su mayoría son de absorción lenta lo que favorece la sensación de saciedad y aportan energía de forma constante.

También ofrece un 6.7% de fibras, siendo un cereal beneficioso para ayudar en el descenso de peso y en la regularización intestinal.

Minerales y vitaminas: unos 50 gramos de avena integral aportan el 25% de fósforo, el 20% del magnesio, el 50% del manganeso, el 15% del hierro, y el 22% de la vitamina B1 que el organismo necesita por día para mantenerse saludable.

También ofrece calcio, selenio, cobre, silicio, zinc, vitaminas E, B2 y B3, potasio, y avenantramidas que son compuestos antioxidantes y antiinflamatorios.

Beneficios del consumo regular de avena

Consumir de forma periódica avena integral ayuda a:

Normalizar el nivel de colesterol

Gracias a la fibra soluble betaglucano, ayuda a bajar los niveles elevados de colesterol. Para ello se deben consumir unos 75 grs. de copos de avena o 40 grs. de salvado de avena al día.

A su vez, el aporte de lecitina y fitoesteroles de este cereal también son efectivos en la regulación del colesterol ya que bajan el colesterol LDL, y ejercen una acción estimulante sobre la glándula tiroidea.

Regula el nivel de azúcar en sangre

Debido a que es una fuente energética de asimilación lenta, estimula la actividad pancreática, razón por la que se la recomienda para la dieta de personas diabéticas no insulino-dependientes.

Es anticancerígena

Se ha demostrado su efectividad en la protección contra el cáncer de colon, próstata y mamas.

Es efectiva para fortalecer los músculos

La avena aporta avenacósidos, un compuesto que ayuda a los deportistas a mantener un adecuado nivel de testosterona durante el entrenamiento, lo que favorece el desarrollo muscular.

Es efectiva para equilibrar el sistema nervioso

Debido a su alto contenido de B1, calcio y alcaloides (indol, trigonelina o avenina), este cereal tiene un gran potencial para reforzar el sistema nervioso, favorecer la concentración, evitar el agotamiento y fomentar la relajación.

Facilita la digestión

La crema de avena es beneficiosa para mejorar las ulceras estomacales, pero también es buena para favorecer la evacuación intestinal, mejorar los síntomas de la gastritis, combatir la flatulencia, las diarreas y la pirosis.

Avena en productos de belleza. Foto Freepik

El uso de la avena en los productos de belleza

Como bien mencionamos antes, es un cereal con alto contenido de nutrientes beneficiosos, aporta un 65% de grasas no saturadas y 35% de ácido linoléico.

Debido a ello es sumamente hidratante u suavizante, propiedades que se potencian gracias a las vitaminas del complejo B, oligoelementos, betaglucanos y derivados fenólicos (aventramidas), que a su vez propician su capacidad calmante y antiinflamatoria.

La avena tiene la capacidad de mantener el pH de la piel en 5,5, además evita la deshidratación, conserva intacta la barrera protectora natural protegiéndola de agresiones externas y ofrece una acción calmante ante irritaciones.

Los productos cosméticos que poseen avena por lo general han sido formulados para la piel de los bebés, dermatitis atópica, pieles secas, irritadas y con descamaciones. También se pueden encontrar artículos de cuidado capilar con el agregado de avena, los que tienen la misma finalidad, hidratación intensa y emoliencia.

En la industria cosmética se emplea la avena coloidal y la Rhealba. La primera es la harina de avena que posee cualidades hidratantes, mientras que la segunda es una variante de avena dermatológica cultivada de forma específica para aportar efectos anti irritantes, reparadoras y emolientes a pieles frágiles.

Crema de avena para rostro y cuerpo

Esta crema es muy simple de realizar, solo necesitas unos escasos ingredientes, pero al ser completamente natural su periodo de caducidad es breve por lo que debes preparar poca cantidad.

Ingredientes

  • Aceite orgánico de coco
  • Miel
  • Avena molida
  • Aceite de oliva

Paso a paso:

Calienta el aceite hasta diluirlo por completo, agrega la miel y el aceite, unifica bien todo. Agrega la avena molida (puedes procesarla previamente) hasta conseguir una pasta.

Deja reposar unas horas en la nevera para que se compacte bien.

Aplica esta crema a diario, deja actuar y enjuaga para eliminar los residuos.  Lo ideal es aplicarla con la piel ligeramente húmeda después del retirar el jabón en la ducha.

Crema de avena. Foto Freepik

Crema de avena para el desayuno

Aprovecha las bondades de la avena realizando una crema para el desayuno. Hay muchísimas variantes, por lo que de seguro podrás dar con la que sea de tu agrado, en esta oportunidad te ofrecemos una receta muy sabrosa.

Ingredientes:

  • Miel a gusto
  • Frutos secos: almendras, avellanas o nueces.
  • Frutas pasas a gusto
  • Avena molida o copos (la instantánea es más rápida de preparar pero tiene menos nutrientes)
  • Especias que desees para darle sabor (cardamomo, jengibre, canela…)
  • Agua o leche descremada o vegetal.

Paso a paso:

Puedes procurar remojar la avena en agua la noche anterior, pero no es imprescindible, en caso de hacerlo debes colar el agua al momento de realizar la receta.

Pon a cocinar el cereal con la leche o agua y agrega las especias. Cuando haya espesado incorpora líquido si hace falta, y el resto de los ingredientes.

La densidad de la crema es relativa a tu elección, a mayor porcentaje de líquido más fluida será la preparación.

Si quieres puedes agregar trocitos de frutas como manzana, fresas, arándanos… e incluso suprimir o reemplazar la miel por azúcar u algún edulcorante natural para hacer la crema menos calórica.

Fuente: Cuerpo mente

Foto: Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *