4 abril 2020

5 Consejos Para no Perder la Línea en Estas Fiestas

Las fiestas se aproximan y con ellas las comilonas… lo que muchas veces da como resultado unos kilos de más y ni hablar de los malestares estomacales para quienes realmente se pasan de la raya.

Sin embargo, es posible disfrutar de las comidas en familia sin llegar a los excesos ni poner en riesgo la salud de nuestro estómago, solo es cuestión de tener conciencia y limitar las raciones.

Cena de Navidad. Foto tomada de Pixabay bajo licencia CCO

5 consejos para no engordar en las fiestas

Moderación

No hay necesidad de psicopatearse ni llegar al extremo de no querer comer nada o matarse de hambre todo el día previo a noche buena, eso tampoco es saludable.

La idea es limitar las porciones y reducir lo máximo posible esos alimentos que tienen muchísimas calorías provenientes de grasas y azúcares refinados. Estoy hablando de turrones, garrapiñadas, bombones…

Es posible probar un poco de ellos, pero no comerlos a cada rato o cada vez que los veamos. Por lo que el primer consejo es la mesura.

No pasar hambre el día o días previos

Para no engordar en las fiestas no vale el matarse de hambre los días previos porque el 24 y 31, como el 25 y 1 piensan darse un atracón. Esto es un terrible error.

La clave está en comer sano, evitar la ingesta de alimentos muy calóricos y hacer ejercicio como habitualmente. La noche del festejo probar un poquito de todo, limitando la cantidad y comer hasta sentir saciedad no hasta reventar.

Ciertamente que los días siguientes a las fiestas se suele comer lo que sobró, pues bien hay que elegir si comer esa comida en el almuerzo o en la cena, no en ambos. En una de las comidas principales hay que volver a la rutina de cuidado habitual.

Reemplazos inteligentes

Muchos dulces que se sirven en las fiestas están colmados de calorías y no son nada nutritivos, pero si hay otros que si bien son calóricos, están llenos de ácidos grasos saludables, minerales, vitaminas, etc.

Es mejor comer un puñado de nueces que atiborrase de maní con chocolate, o preferir una ensalada de frutas naturales al helado, etc.

Beber alcohol moderadamente

Se puede disfrutar de una cena sin llegar a beber en exceso, y esto se consigue poniendo en la mesa dos copas, una para el vino y otra para el agua. Por cada copa de vino beber dos de agua, de este modo se limita mucho la cantidad de alcohol que uno toma sin casi notarlo.

Al momento del brindis lo mismo, beber la campaña de la copa y después seguir con alguna bebida sin alcohol.

Fiestas
Manzanas al horno. Foto tomada de Pixabay bajo licencia CCO

Ofrecer alternativas de alimentos sanos

El último consejo es poner en marcha la imaginación y no caer en lo habitual. El hecho de que sea navidad o año nuevo no es sinónimo de comer comidas excesivamente grasas o poco saludables, la mesa de las fiestas puede estar llena de opciones sanas y aún muy sabrosas y dignas de una celebración.

Esmérate en encontrar variedades de ensaladas estilo gourmet, opta por carnes o pescados magros que en su cocción no lleven un exceso de materia grasa, para los aderezos puedes ofrecer sustitutos menos calóricos como dips elaborados con quesos magros, aderezos vegetales, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *