10 agosto 2020
pan casero

Pan Casero, Receta para Hacer en Casa

El confinamiento obligatorio en casa ha llevado a que muchas personas se dediquen a la cocina, y uno de los alimentos más realizados es el pan casero.

Por un lado esto tiene grandes beneficios, no solo sirve para matar el tiempo ocioso que genera la cuarentena, sino que también ayuda a tener un consumo mucho más saludable porque las comidas preparadas en casa carecen de todo tipo de conservantes, estabilizantes, y demás agregados químicos que suelen tener los productos comercializados.  

En este artículo te vamos a ensenar a realizar pan casero, sus trucos, consejos y todo lo que necesitas saber para poder hacer un excelente pan con el horno de casa, al que te aseguro no renunciaras jamás.

La receta que compartimos es muy simple, solo necesitas 4 ingredientes, pero puedes customizarla a gusto agregando sabores, semillas, vegetales, fiambre, etc. las posibilidades son infinitas.

Receta de pan casero para hacer en horno domestico

Ingredientes

  • Medio kilo de harina común, la 000 es la más recomendada, debes elegir la que mayor contenido de proteínas tenga.
  • 300 a 320 cc de agua, también puede ser mitad agua mitad leche.
  • 10 graos de sal
  • 10 gramos de levadura fresca
  • Una cucharadita de azúcar

Si quieres hacer mayor cantidad de pan, debes realizar una cuenta sencilla teniendo en cuenta estos porcentajes:

  • 100% de harina de fuerza, sería un kilo.
  • 60% de agua (serian 600 gramos)
  • 2% de levadura fresca o 1/3 partes de levadura seca (20 gramos levadura fresca o 6,7 gramos seca)
  • 2% de sal (20 gramos)

Paso a paso del pan casero

Coloca la harina en un recipiente grande, esparce la sal a los lados y haz un hueco en el centro. En el medio vuelva el agua tibia con la levadura previamente disuelta con la cucharada de azúcar.

Con la ayuda de un cornet ve mezclando los ingredientes hasta que se forme una pasta consistente, de ahí en más tendrás que amasar a mano.

Una vez que hayas conseguido formar el bollo de masa suave tienes que dejarlo fermentar. Colócalo en un bowl grande previamente untado con aceite y tápalo con un paño húmedo para que o se seque.

Deja que leude en un lugar templado hasta doblar su volumen, dependiendo de la temperatura ambiente esto demorara alrededor de una hora.

Una vez que la masa ha crecido tienes que amasarla ligeramente para quitar todo el aire.

Cubre el bollo con papel film y guárdalo en la nevera por 12 a 24 horas, este tiempo hace que la levadura actúe y el pan adquiera mejor sabor.

Pasado este tiempo la masa habrá crecido hasta duplicar su volumen, deja atemperar y enharina una superficie de trabajo. Coloca el bollo, cubre con un repasador y deja reposar por una hora.

A los 30 minutos enciende el horno al máximo y coloca una bandeja dentro, en el estante bajo. Mientras tanto dale forma al pan sin manipular mucho la masa para no quitar el leudado.

Puedes realizarle cortes superficiales a la superficie del pan, esto hace que los gases contenidos en el interior salgan y no explote la masa.

El horneado

Coloca un papel de honro sobre la bandeja y por encima el pan, esparce un poco de harina en la superficie de la masa y cocina en el estante del medio del horno.

Coloca un poco de agua en la bandeja inferior. El contar con dos bandejas durante el horneado hace que se genere vapor dentro del horno y el pan no se reseque.

Pasados unos 7 a 10 minutos debes apagar el horno y dejar reposar por 10 minutos. Pasado este tiempo vuelve a encenderlo a 200 grados, y cocina el pan por 20 minutos.

De igual modo siempre vigila que no se queme la masa, ya que cada horno es un mundo y las primeras horneadas servirán para que puedas conocerlo a profundidad.

Consejos útiles para hacer pan casero

Para saber si el pan está hecho debes voltearlo y darle golpes a la base, si suena hueco está listo.

Una vez cocido colócalo sobre una rejilla y deja enfriar por una a dos horas.

Procura siempre usar una buena harina, esto determinará la calidad del pan que consigas.

Practica mucho, intenta mezclar varias harinas para conseguir diversos tipos de pan y así probar distintos sabores.

Una vez que domines esta receta, puedes ir mas allá agregando sabores varios o materia grasa a tu pan.

Fuente: Pepebar

Foto: Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *